OTRA MIRADA EN AMSTERDAM


Foto: Anisamakhoul
Ámsterdam estuvo mucho tiempo ocupando uno de los primeros lugares de mi gran lista de “viajes pendientes”, hasta que por fin llegó su turno.

Recuerdo que fui con la guía bien aprendida; visitar la casa de Ana Frank, el museo de Van Gogh, el Rijksmuseum, la casa Rembrandt, el barrio rojo, el mercado de las flores…

Pero no pude verlo todo por una sencilla razón. Fue llegar allí y encontrarme con una ciudad que pedía disfrutarla al máximo. Digamos que lo mío fue amor a primera vista y la lista de prioridades cambió. Probé diferentes tipos de quesos, descubrí tiendas con encanto, anonadada me quedé con la cantidad de bicicletas que hay allí, disfruté tomando algo en los canales… y mil cosas más.


Pero me topé con un edificio muy especial que no entraba en mis planes, un lugar que me pareció maravilloso y del que me encantaría hablaros hoy.

Yo no sabía que la Biblioteca Pública más grande de Europa (OBA) estaba en Ámsterdam. Cuando me enteré, lo primero que pensé fue, “me tengo que pasar a echar un vistazo”.


Y así fue. Al llegar allí, el edificio por fuera ya daba muchas pistas. Tiene una arquitectura moderna,  se mezclan los materiales, hay grandes ventanales…la verdad que prometía. Deciros que me llamó la atención el hecho de que antes de abrir, ya había muchas personas esperando a entrar. Aquí esto solo me ha tocado verlo en mi época de exámenes en la biblioteca de la Universidad  y es algo que me sorprendió.

Una vez que entras al edificio, te encuentras con unos paneles blancos que iluminan las escaleras y en los que se indican con letras negras qué se puede encontrar en cada planta: material audiovisual, novelas, libros de viajes, de ciencias, etc.

Foto vía Pinterest
En la planta baja, por la que se accede, se encuentra la sección de revistas y periódicos, a mi este formato me gusta y siempre he pensado que en nuestras bibliotecas es mas bien escaso. Pues bien, allí podéis encontrar más de 2.000 revistas y periódicos de todas partes del mundo y, junto a estos, una cafetería en la que se puede tomar algo mientras se lee, casi nada.


El subsuelo está dedicado a los niños. No exagero si os digo que nunca antes había visto un espacio tan amplio, bien distribuido y adaptado para la lectura de los niños. Las mesas, los muebles, las estanterías están a su altura, es un lugar de disfrute para ellos, lleno de detalles. Además de las estanterías, hay pequeñas construcciones a modo de torreones para que se entretengan jugando a la vez que buscan sus libros favoritos, muñecos, hay una casa preciosa de ratones...


Me llamó la atención cómo varios niños iban a elegir un cuento, volvían al sillón en el que estaban sus padres y leían juntos, este espacio invita a la lectura, bien sea en familia, de manera individual,en grupos, etc.

Estoy segura de que los niños allí no se aburren, porque tienen un espacio dedicado completamente a ellos. Además todos los días hay actividades divertidas, no solo el fin de semana.


Me gustó la idea de encontrar en este mismo espacio una sala, en la que los niños podían encontrar diferentes materiales y realizar manualidades de manera totalmente libre.

Yo no quería salir de allí pero todavía me quedaba el resto de la biblioteca por descubrir, así que continué con la visita. Deciros que cada planta está equipada con los mejores ordenadores del mercado, encuentras a varias personas que pueden ayudarte en lo que necesites y hay salas adaptadas al tipo de documento concreto que encuentras en cada una de ellas.

Para resumiros lo que hay en cada planta, deciros que en la segunda se encuentran los aparatos de reprografía y consulta de microfilms. En la tercera planta están los DVDs, junto con ordenadores y sillas distribuidas cerca de los ventanales para aprovechar la luz y espacios individuales donde poder visualizar las películas. En la cuarta se encuentran las novelas y obras de ficción clasificados a partir de la temática. De la quinta a la séptima se encuentran las obras de conocimiento. Finalmente en la octava planta se encuentra el restaurante donde se puede comer contemplando unas vistas increíbles de la ciudad y se puede acceder a la terraza. Poder coger un libro y leerlo en la terraza con esas vistas es todo un lujo.


Además de biblioteca, es un centro cultural. En ella se desarrollan numerosas actividades para promover la educación, la lectura, la expresión y el crecimiento personal.

Esta claro que no es lugar en el que solamente se recogen y se entregan libros, sino que es un centro de aprendizaje, fuente de información, lugar de expresión y entretenimiento. Por esto, la biblioteca no solo cuenta con lugares de lectura, sino también con otros espacios de desarrollo de actividades.


El arquitecto pensó y acertó muy bien en el gran desafío de cómo aumentar el tiempo que pasa la gente en la biblioteca. Si muchos de nosotros tuviéramos esta biblioteca cerca de casa, sería parte de nuestra rutina, para mi esta claro que sería un sitio imprescindible.

Es un edificio muy grande, he leído que tiene unos 28.500 metros cuadrados pero a su vez es un lugar muy acogedor. La luz natural es importante y un gran ahorro, el mobiliario es nuevo y moderno, además de las típicas mesas de estudio, hay sillas y sillones en distintos espacios, estratégicamente situados al lado de los ventanales, que invitan a la charla y el debate, desde los cuales, se puede observar la ciudad. 

Para mí, las mejores vistas de la ciudad son las que pude disfrutar desde la última planta de esta biblioteca:

Foto vía Pinterest
En ningún momento de la visita,  nadie se acercó a llamarme la atención cuando estaba hablando, pedí permiso y me dejaron hacer fotografías sin ningún problema, de fondo alguien tocaba el piano en la primera planta, mientras tanto en la tercera estaban haciendo un programa de radio, otros leían o buscaban información en los ordenadores, pero nadie molestaba a nadie, algo muy admirable la tolerancia que puede sentir allí dentro.

Me pareció un lugar realmente increíble, que recomiendo visitar si os acercáis a Amsterdam y creo que un ejemplo a seguir.




2 comentarios:

  1. Uy a mí esta sección de escapadas me encanta! Yo estuve en Ámsterdam pero solo de pasada y solo pude visitar un par de sitios...pero desde luego has conseguido intrigarme con este lugar,parece increíble! si algún día vuelvo,sera una visits obligatoria 😍

    ResponderEliminar
  2. Yo volveré pronto seguro!!! es una ciudad cómoda, alternativa y llena de encanto, si te animas, puedes enviarme un correo y te digo sitios chulos que no te puedes perder. Es ideal para ir con amigos, pareja o niños, hay planes para todos y no hace falta irse demasiados días, se puede aprovechar cualquier puente.

    ResponderEliminar