¿TE APETECE VIAJAR?


¿Quién no recuerda el típico atlas que todos tuvimos en nuestra etapa escolar? Pues bien, yo siempre tuve la sensación de no saber usarlo, nunca me sirvieron de nada tantas coordenadas, tal cantidad de mapas (físicos, políticos, económicos…) me resultaba algo muy complicado de entender y era un libro por el que no me sentía atraída.

Tenemos que enseñar a nuestros alumnos a saber buscar en mapas, a conocer los países que nos rodean y también los que están un poquito más lejos, animarles a comparar distancias, saber como podemos ir a esos lugares, etc.

Me gusta sorprender a mis alumnos. El factor sorpresa los motiva muchísimo y soy de las que piensa que todos los niños tienen que vivir rodeados de belleza, de la que se puede ver y tocar. Así que en esta ocasión para trabajar "el mundo que nos rodea", decidí llevar a clase dos libros muy especiales que hoy os quiero enseñar.

Atlas del mundo


Este libro salió publicado por primera vez en 2012 en inglés, bajo el título Maps y yo estuve esperando como agua de mayo hasta que por fin en 2015 lo tradujeron al castellano. Mis alumnos al verlo lo describieron como “un gran libro” por su tamaño.

Cada vez que lo abrimos por cualquier página, nos quedamos con la boca abierta sin darnos cuenta y nos atrapa, los dos ilustradores (autores) que trabajaron en él hicieron un trabajo brillante.

En la primera página encontramos el índice, que consiste en una ilustración del mapamundi a doble página, muy visual y fácil de entender por los niños. En las páginas siguientes que completan el libro encontramos más de 55 mapas tipo póster (a doble página), llenos de detalles, donde nuestros alumnos pueden hacerse una idea de cómo son esos lugares, sus gentes, los animales y plantas más curiosas que habitan allí, sus monumentos más emblemáticos, comidas típicas, etc…

Foto de ClaraBmartín

Es un atlas ideal y muy completo, los alumnos aprenden sin darse cuenta, incluso yo cada vez que lo leo, descubro cosas nuevas que antes no sabía. Para mí es uno de  mis “imprescindibles”, uno de esos libros que te apetece leer y ojear con calma, es por ello que decidí buscar la forma de que mis alumnos lo disfrutaran.

Lo colocamos en la estantería donde tenemos el resto de libros de consulta y les propuse disfrutar de un país cada vez que lo cogieran. Para que les resultara más sencillo y organizado, elaboré una serie de billetes de avión en unas cartulinas, cada uno con un destino diferente (concretamente los que aparecen representados en el libro) y los coloqué en un sobre. Cada vez que un niño va a ojear este atlas, abre el sobre y coge un billete de avión que le indica que país puede visitar. Les gustó la idea y es una manera organizada de que puedan dedicarle tiempo a cada país.

 Atlas de aventuras


Como tengo bastantes alumnos y veía necesario que todos pudieran disfrutar de esta experiencia, decidí buscar otro libro que nos aportara contenidos similares y del mismo estilo que el anterior.

Enseguida di con un libro lo más parecido posible al que tanto les gustaba. Para localizarlo me guié por el tamaño (ya que les había llamado mucho la atención) y quería evitar que sintieran preferencia por uno de los dos en concreto y por la temática.


Este libro de aventuras tiene ilustraciones más sencillas y con cierto estilo más moderno.  Cada país también aparece representado a doble página, pero en este caso, podemos observar textos breves acompañados de bonitas imágenes que nos muestran cosas interesantes como experiencias, lugares importantes y tradiciones de los diferentes países. 


Cualquiera de los dos libros ayuda a nuestros alumnos a aprender geografía, a conocer otras culturas, monumentos, costumbres… desde el aula pueden dejar volar su imaginación y visitar otros lugares. Lugares que jamás habían imaginado y que quizás algún día puedan visitar.







No hay comentarios: