LA LOCURA DE LOS BOTES DE CONSERVAS

Vía Pinterest
En mi casa siempre hemos tenido cientos de tarros de cristal, ya que tenemos costumbre de embotar tomate, pimientos, espárragos…. Pero pocas veces me paré a pensar que podía darles otro uso, hasta que comencé a ver circular por internet infinidad de ideas, todas muy creativas e ideales de cómo poder reutilizarlos.

Cualquier tarro “común” es válido para decorar, pintarlo… pero claro, puestas a elegir, todas nos decantamos por los auténticos, los “Ball Mason Jar”. Y es que ¿Quién no los conoce?. Son unos tarros especiales, con un toque rústico y vintage, que se pusieron muy de moda en Estados Unidos y aunque tardaron en llegar,  ya los tenemos aquí.


Estos tarros son ideales para dar rienda suelta a la creatividad, ya tenía yo ganas de pensar en hacer algo con ellos en clase. Hay infinidad de ideas fantásticas para poder aplicar al aula!! lo difícil es decantarse por una...

Vía Pinterest
Una de las ideas más fáciles de hacer y coincidiendo con el comienzo de año, es crear con los alumnos un tarro lleno de buenos propósitos. Como suele ocurrir, al comenzar nuevo calendario todos nos proponemos metas, incluso sueños… ¡ellos también!, solo tenemos que darles la oportunidad de reflexionar y que puedan anotarlos ¡Os sorprenderán sus ideas!.

Propusimos en clase la iniciativa y gustó tanto que decidimos llevarla a cabo. Para organizarnos mejor, ya que son bastantes alumnos, decidimos hacer varios grupos y que cada grupo dispusiera de un tarro.

 Los materiales que utilizamos fueron sencillos


Decidimos que sería buena idea utilizar tarros de plástico ya que son más fáciles de manejar y menos peligrosos. Son sencillos de encontrar y los hay de diferentes formas y tamaños. Nosotros elegimos unos de tamaño medio.


Pintamos las tapas con unos Sprays de colores suaves, son muy prácticos y rápidos, solo hay que tener paciencia en dejarlos secar. 


Para hacerlos más personalizados, compramos unos tiradores de puertas y los colocamos en las tapas. 


Vía Pinterest

Para terminarlo de decorar, colocamos un poco de cuerda y una etiqueta informativa a cada tarro para diferenciar los grupos y no hacernos un lío.



Y por último solamente nos quedaba preparar los papelitos de diferentes colores para que puedan anotar sus ideas.



Una vez que terminamos con la decoración, cada componente del grupo pensó lo que quería escribir en su papelito y lo anotó en el mismo. Más tarde de manera colectiva los fueron leyendo y finalmente los introducimos dentro.

Así nos han quedado
Nos pasó, que al ver que había quedado tan bonita la actividad, queríamos escribir más cosas, así que valoramos diferentes opciones y creímos que sería buena idea ampliar la actividad.

Durante el año además de nuestros propósitos, cada vez que nos ocurra algo bueno, que nos sintamos bien por algo, que queramos agradecer algo, o simplemente queramos recordar aquello que nos pasó y que fue tan bonito…lo podremos escribir y guardar aquí dentro.

Así al final del curso, cuando cada grupo abra su tarro, recordaremos todos los buenos momentos, ideas, propósitos cumplidos o no y hablaremos sobre ello. Seguro que más de uno ya está deseando sacar todos los papelitos... ¡ Y esto solo acaba de empezar!.

Para todas aquellas personas, a las que les gustaría realizar esta actividad, bien sea en  el colegio o en casa, pero no se animan con las manualidades, o simplemente no tienen tiempo para decorar y personalizar algunos tarros, he creado tres HOJAS PARA DESCARGAR donde aparece la silueta de un tarro. Así los niños pueden decorarlo y escribir sus buenos propósitos, ideas, sueños, etc.


Como veis las aplicaciones con los tarros pueden ser muy variadas, en nuestro caso nos va a servir para trabajar la educación emocional en clase, a veces tan difícil de gestionar, pero tan necesaria...




2 comentarios:

  1. Anónimo14/1/16

    Menudos botes chulis!!!!!!!!!Artista!!

    ResponderEliminar
  2. Siempre se puede mejorar...los detalles lo hacen todo, si cada uno los personaliza un poco, pueden quedar ideales!!!!.

    ResponderEliminar