LEEMOS EN PAREJAS

Foto vía: Pinterest
Día a día en los centros, vemos como los estudiantes tienen cada vez más problemas con la comprensión lectora. Es decir, no comprenden realmente lo que están leyendo.

Cada vez son más los alumnos a los que les resulta difícil sacar información de lo que leen, interpretarla y reflexionar sobre ella.

Debemos ayudar a los niños a desarrollar esta capacidad de comprender lo que se lee, tanto el significado de las palabras que forman un texto, como su comprensión global, pero no hay un manual a seguir, así que, este proceso supone un gran esfuerzo por parte de todos.

Que la comprensión lectora mejora con la práctica es evidente, pero ¿Por donde empezar? Todos sabemos que no basta con leer una y otra vez.  Es cuestión de adoptar un método que ayude a todos los alumnos por igual, saber elaborar una serie de actividades claras y estructuradas que los guíe en su aprendizaje, organizar tiempos... y para ello necesitamos formación.


Es por ello que hemos decidido participar en el programa “Leemos en parejas”, impulsado en Navarra por el Departamento de Educación y promovido por el Grupo de Investigación sobre Aprendizaje entre Iguales (GRAI) del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona.  

No me cansaré de recordaros que debemos estar abiertos a otras metodologías y tener una actitud positiva ante el aprendizaje ¡que de todo se aprende!.  Así que esta vez, os voy a contar (un poco por encima) como es este proyecto de innovación que hemos decidido llevar a cabo en el aula, que funciona y quizás os pueda resultar interesante.

Foto vía:Pinterest

¿Qué es el programa leemos en parejas?


Es un programa educativo para la mejora de la competencia lectora que está basado en la tutoría entre iguales. Es decir, parejas de alumnos que aprenden a través de un guión de interacción estructurado que nosotros les preparamos.

En cada pareja, va a ver dos roles: el de tutor y tutorado.

“El tutor aprende, porque enseñar es una de las mejores maneras para aprender, y el tutorado porque se le proporciona una ayuda permanente y ajustada a sus necesidades”

Nosotros hemos creado parejas recíprocas, es decir que se van a cambiar los roles dentro de la pareja. 

Por donde empezar

Lo primero que debemos hacer es crear parejas de alumnos. Para ello, hemos pasado a los niños una evaluación ya establecida por el programa y concreta para nuestro nivel.

Una vez revisada y teniendo en cuenta los varemos establecidos, hemos elaborado las parejas, según su nivel de comprensión lectora.



Antes de comenzar a trabajar este programa, es importante que dediquemos en clase tres sesiones para darles a los niños una formación inicial. Es una actividad muy pautada, con lo cual deben conocer muy bien los pasos para poder realizarla.

Como lo vamos a organizar

Realizaremos dos sesiones a la semana de 30 minutos. En la primera sesión uno será el tutor y el otro el tutorado y en la próxima sesión se intercambiarán los papeles.

Es decir cada semana, entregamos una hoja de actividades a cada niño (tutor) que tiene que preparar en casa para llevarla a cabo con éxito en el aula.

Cada pareja tendrá un archivador donde guardar sus fichas y la pareja llevará un control de los trabajos realizados.

 Como son las fichas de actividades

Para que os hagáis una idea, son hojas similares a las fichas de lectura que la mayoría de vosotros trabajáis en clase. Se componen de una lectura no muy extensa (pensar que le vamos a dedicar solamente 30 minutos), seguida de unas actividades previas, unas actividades de comprensión lectora y para finalizar unas actividades complementarias.

Seguro que todos habéis pensando que ya lo hacéis así, pero lo innovador es la manera de llevarlo a la práctica de la manera que lo voy a explicar a continuación.

Como es una sesión


En los 15 primeros minutos


Comenzamos por las actividades “antes de leer”. Son actividades que ayudan a echar una ojeada a la lectura, ver su estructura, el título, las imágenes y que les permiten hacer predicciones.

Después, el tutor hace una lectura del texto. Es lo que llamamos una lectura modelo. El tutor establece el ritmo de entonación y acerca al tutorado al texto, así ya no le resulta tan desconocido después.

Foto vía:Pinterest
Pasaríamos a realizar una lectura conjunta. El tutor comienza a leer unos segundos por delante del tutorado, marcando el ritmo, la velocidad y la entonación.

Y finalmente el tutorado hace la lectura y aquí el tutor tiene que usar la técnica de las tres “P”:

Pausa: cuando el tutorado se equivoca, el tutor le toca el hombro para que rectifique.


 Pista: si no rectifica le da una pista para que corrija su error.


 Ponderación: cuando lo hace bien, el tutor le da un refuerzo positivo.


En los restantes 15 minutos:


Las actividades de comprensión lectora, que son actividades o preguntas de diferentes formatos y variadas. Previamente estas preguntas las ha preparado el tutor en casa con ayuda de su familia y puede ayudar y explicarlas al tutorado en clase.

El siguiente paso sería la lectura expresiva del tutorado, es decir, la lectura en voz alta por parte del tutorado que ya está dotado de un ritmo, entonación y pronunciación adecuados.

Y finalmente, pasarían a realizar las actividades complementarias, que son las actividades que rompen con la estructura tan guiada que tiene la actividad.

Cada cuatro sesiones realizadas, en vez de hacer  este tipo de actividades complementarias, las parejas realizan una autoevaluación, donde ambos, tanto el tutor como el tutorado de manera conjunta, tienen que llegar a un acuerdo para mejorar y ver sus necesidades.

Deciros que es más sencillo de lo que parece, enseguida los niños cogen el ritmo y llevan a cabo los pasos de manera automática. Aquí os dejo un VIDEO donde diferentes personas implicadas en el proyecto nos cuentan su experiencia.

Rol del profesor


La función del profesor es dar apoyo a aquellas parejas que necesiten más ayuda para resolver la comprensión de textos y además observar cómo las parejas van resolviendo y superando las dificultades. Evaluar a través de la observación siempre nos resulta más complicado pero disponemos de unas hojas de registro de observación que son de gran ayuda.



Implicación de las familias

Cada semana, los niños llevan a casa una ficha de lectura con sus correspondientes actividades que tendrá que preparar y trabajar para poder ejercer de tutor en el aula. Será una herramienta de lectura para hacer en casa, en la que los niños solicitarán ayuda.

Sabemos que supone un esfuerzo para las familias, pero para que todo salga con éxito, necesitamos su colaboración.

Este programa de “leer en parejas" está basado en la implicación de los alumnos, de los maestros y de las familias. Este año estamos centrados en el trabajo colaborativo y creemos que si todos ponemos de nuestra parte, los alumnos aprenden muchísimo!!



4 comentarios:

  1. Hola Laura, acabo de encontrar tu blog y me encanta la prsesentación y los contenidos. Te invito a visitar el mio http://cativodixital.blogspot.com.es/ y si te parece nos seguimos. Ya te sigo en Instagram y en facebook.Bss.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta!!! Acabo de ojear tu blog y me parece muy interesante!! Que buena pinta, mañana mas tranquila lo miraré mas detenidamente. Ya he visto que me sigues, ahora mismo te busco en las redes. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo28/2/16

    Hola Lauraa Me parece una ideas fantástica y creativa para trabajar la lectura!! Donde puede encontrar el registro para la lectura en parejas??? me ha encantado el formato :D

    Gracias por compartir tus experiencias educativaasss

    ResponderEliminar
  4. Gracias!! Pensé que la hoja de registro era una tabla sencilla y por eso no la compartí. Veré lo que puedo hacer!!

    ResponderEliminar