UN BUEN PLAN PARA ESTOS DIAS

Foto vía: Pintrest
Ya está aquí la Semana Santa y con ella los días festivos que tanto agradecemos…Los hay que aprovechan para descansar y retomar fuerzas, los que celebran, los que prefieren reunirse con amigos y familiares y los que deciden viajar o realizar alguna pequeña escapada

Y de eso os quiero hablar hoy, de que no es necesario irse muy lejos de casa para encontrar lugares interesantes, que a veces están más cerca de lo que pensamos, que merece la pena visitarlos y pasan desapercibidos.

Llevaba tiempo queriendo visitar el museo Würth de La Rioja, pero nunca encontraba el momento adecuado, por una cosa o por otra lo iba dejando pasar, hasta que el pasado fin de semana se convirtió en un buen plan.


Fue inaugurado en el año 2007 y es el único espacio expositivo que la empresa tiene en España. Es un museo moderno, con una construcción que mezcla lo industrial con lo artístico, y ya por el solo hecho de disfrutar el edificio, merece la pena visitarlo.


La sensación que uno tiene nada más entrar es de amplitud y luminosidad. El edificio está cubierto de vidrio y metal, materiales que aportan un ambiente vanguardista ideal. Es un edificio totalmente adaptado, con un ascensor amplio de cristal colocado en el centro del edificio, los pasillos son anchos y los accesos geniales.


Alberga obras contemporáneas, promueve el arte moderno y a artistas emergentes, realiza talleres creativos y educativos para colegios, familias, eventos relacionados con la música y el arte… la entrada es gratuita y las actividades que organizan también, pero es importante reservar con antelación,no perdáis de vista su programación a través de su página web.



Algunas de las obras que podemos encontrar expuestas en el museo son permanentes, pero otras en cambio son temporales, como la exposición recién estrenada, que reúne por primera vez en España gran parte de los fondos del artista Joan Miró, llamada Huellas de Tinta.


Me sorprendió, la gran cantidad de obras del artista que hay expuestas, tanto obras gráficas como óleos, pinturas, carteles o escultura, tengo que admitir que  no me lo esperaba.


También llamó mi atención, la buena organización de la exposición, distribuida en diferentes salas, con gran variedad de paneles informativos, incluida una proyección sobre el trabajo del artista.



Pero hubo un detalle que me encantó. En las diferentes salas, pues encontrar, gran variedad de libros relacionados con el artista o con su obra y espacios donde poder disfrutarlos, ojearlos o leerlos más detenidamente, todo un acierto.


Joan Miró es uno de los artistas “estrella” en la escuela a la hora de acercar el arte a los más pequeños. Nos gusta tanto a niños como a mayores porque utiliza colores vivos y básicos, los elementos que usa en sus obras son fáciles de reconocer y éstas tiene una relación directa con los sueños, la imaginación y la fantasía que consigue emocionarnos a todos. Yo no dejaría pasar esta oportunidad, la exposición bien se merece una visita.

Como el día no acompañaba, no tuve la oportunidad de disfrutar de los jardines exteriores como me hubiera gustado, éstos invitan a pasear, a observar, fotografiar... sorprende cómo la arquitectura paisajista que rodea el museo está en plena armonía con el edificio.


Pronto volveré a disfrutar de tanta creatividad en este espacio increíble, perfecto para despertar la curiosidad, coger ideas y desconectar. Es una suerte contar con un museo de arte moderno tan estupendo cerca. Así que ya sabéis, si estos días no tenéis nada planeado, esta puede ser una buena opción.


No hay comentarios: