¿QUE ES LO QUE NO ESTAMOS HACIENDO BIEN?

Foto vía: Pinterest
Cada vez somos más los colegios que nos acogemos a diferentes campañas para fomentar los hábitos saludables en la alimentación de los niños, como los almuerzos saludables donde prioriza la fruta… y es que las estadísticas nos dicen que la obesidad infantil va en aumento.

En realidad hacerlo bien no parece complicado, una buena alimentación para los niños no requiere que hagamos cálculos matemáticos para contar calorías, ni mirar con lupa la cantidad de nutrientes que tienen los alimentos... y todos tenemos bastante claro que debe de ser una dieta rica en verdura, fruta, cereales, pescado…

Entonces ¿dónde fallamos? Lo importante es saber qué cosas no deben de formar parte de su menú habitual. Debemos evitar los alimentos no saludables en su dieta, para que no los identifiquen como alimentos normales.

Es decir, que lo mejor es no comprarlos y si los tenemos en casa no dárselos, intentar que no los vean y por supuesto predicar con el ejemplo, no los podemos comer delante de ellos, los niños nos imitan y no debemos olvidar que los hábitos saludables se educan.

Foto vía: Pinterest
A los profesores la parte que nos toca de manera más directa en el aula son los almuerzos y en algunas ocasiones las meriendas.

Yo tuve la suerte de vivir cerca del colegio y de que mi madre no trabajara fuera de casa. Recuerdo como si fuera ayer que llegaba la hora de recreo, bajaba al patio y allí estaba ella esperándome detrás de la valla para entregarme el almuerzo recién hecho.

Pero hoy en día las cosas han cambiado mucho, vamos con prisas a todos lados, tenemos demasiado trabajo y preocupaciones que hacen que se nos olvide cuidar cuestiones importantes como el almuerzo de los niños.

Lo mejor es prepararlos la noche anterior y evitar recurrir a los recursos fáciles y poco saludables como la bollería, que es verdad que nos gusta a todos, pero no es lo adecuado.

Foto vía: Pinterest
Otra de las cosas que suele ocurrir cuando decidimos preparar el almuerzo en el último  momento antes de salir de casa, es que se nos olvide...cuantas veces les ha pasado encontrarse la mochila vacía!! 

Lo básico sería incluir en el almuerzo fruta, cereales o lácteos y acompañarlos de otros complementarios como jamón, frutos secos.... Todos tenemos la sensación de que se nos acaban las ideas para prepara almuerzos variados, pero no debemos complicarnos demasiado, les encantan los bocadillos de toda la vida, las piezas de fruta y el sandwich de jamón y queso triunfa.

Foto vía: Pinterest
El tamaño del bocadillo o la cantidad de comida también es algo a tener en cuenta. En el recreo tienen que almorzar si, pero también jugar y no debemos olvidarnos de que luego tienen que tener hambre de nuevo para poder comer, así que no debemos excedernos.

El otro día hice un sondeo en clase para ver cuántos niños meriendan cada tarde y  bastantes afirmaron que no todos los días…Debemos recordarles que una merienda a media tarde viene fenomenal para reponer fuerzas y coger energía.

Foto vía: Pinterest
¿Quién no recuerda las míticas meriendas de su infancia? El currusco de pan con chocolate, el triangulo de chorizo pamplonica, la nocilla, el paté, un poco de mantequilla con azúcar… pero mi preferida sin duda era la que me preparaba mi abuela; pan con nata fresca y algo de azúcar.

Una buena idea para inculcar buenos hábitos a los niños podría ser involucrarlos en la preparación de sus almuerzos y meriendas. Es verdad que a veces pensamos en el caos que esto puede provocar en la cocina y nos da pereza, pero entre otras cosas es más probable de que se lo coman...

Foto vía Pinterest
Puede ser que no todos los días sea posible hacerlo pero sería una buena idea elegir un día (la noche del domingo que estamos más tranquilos) como rutina, que ellos mismos seleccionen los alimentos que prefieran y que se preparen su almuerzo.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de complementar la alimentación con el ejercicio físico. Hoy en día los niños realizan muchas y variadas actividades físicas, tanto en el colegio como fuera. Tanto padres como educadores debemos de estar ahí para apoyarles.


No hay comentarios: