UN CLASICO EN VERANO

Foto: 100layercakelet
El verano se acerca y los niños tienen por delante algo más de dos meses de vacaciones. Tiempo que aprovechan para descansar, para repasar, disfrutar y divertirse. Una buena opción para llenar su tiempo libre son los campamentos de verano.

Fueron varios los veranos que acudí a campamentos de verano cuando era niña, recuerdo lo bien que me lo pasaba realizando diferentes actividades, haciendo nuevos amigos, visitando otros lugares…

Ya de adolescente, decidí probar como monitora y los disfruté desde otra perspectiva, una experiencia gratificante, de crecimiento personal y que ayudó a que me interesara esto de ser maestra.

Hoy en día hay infinidad de campamentos y de muy buena calidad. Algunos llevan a cabo diferentes actividades y otros se centran más en una temática concreta.

Algunas de las propuestas más interesantes están relacionadas con el inglés, ya empieza a ser un clásico apostar por campamentos que ayuden a los niños a consolidar el idioma, pero otros en cambio son más aventureros, adoran las ciencias, los animales...

Foto:Vogue
Los hay que prefieren la playa porque disfrutan muchísimo con las actividades acuáticas como el surf ¿Y qué me decís de un verano gastronómico? Aquellos niños a los que les encanta cocinar están de suerte, porque hay muchísimos campamentos de cocina!!!.

Foto vía:Pinterest
Para aquellos que prefieren la robótica o los videojuegos si, también existen campamentos muy interesantes para ellos y nunca me olvido de los más expresivos, hay campamentos de baile, de arte....los hay para todos los gustos.

Ahora bien, elegir un campamento para los niños no es tarea sencilla… entiendo todas las dudas que surgen en casa, sobre todo si es la primera vez que se va a elegir uno, así que hoy voy a intentar ayudaros a resolverlas.

Lo primero a tener en cuenta es que el niño quiera acudir de manera voluntaria, si el niño no está por la labor, no creo que sea buena idea obligarlo…siempre podremos ofrecerle otras alternativas como campamentos urbanos donde no tiene que dormir fuera de casa,  o dejarlo para más adelante, siempre hay tiempo.

Foto vía: Pinterest
¿Cuál es la edad adecuada? ésta es sin duda una de las preguntas que más se hacen los padres. Pues depende de cómo sea el niño, pero en mi opinión lo ideal para comenzar a ir de campamento estaría en torno a los 8-9 años (tercero de primaria) porque los niños ya van teniendo más autonomía y se adaptan fenomenal a todo.

Y en cuanto al tiempo…menos de una semana me parece poco, para cuando empiezan a adaptarse ya se tienen que ir, ni siquiera les da tiempo a relacionarse con otros niños... y por otro lado una quincena para ser la primera vez quizás sea demasiado, así que un campamento de una semana de duración me parece lo más idóneo para empezar.

Foto:100layercakelet
Para que las cosas salgan bien hay que hacerlas con tiempo y despacio, así que antes de que llegue el verano debemos comenzar a planearlo todo. Me parece importantísimo que  el niño participe en el proceso, que ayude en la búsqueda, que exprese sus gustos y preferencias...al fin y al cabo es él quien va a acudir al campamento.

Si fuera por los niños, tendrían muy claro a que campamento ir de buenas a primeras, pero no olvidemos que quienes mejor conocen a sus hijos son los padres (si son tímidos, extrovertidos...) así que  será fundamental que éstos los orienten para que la experiencia sea todo un acierto.

Foto vía: Pinterest
Por último, conocer la entidad que organiza el campamento da seguridad y tranquilidad, lo que mejor funciona siempre es el “boca a boca” (Fulanito estuvo el año pasado y genial...) pero no siempre tenemos a alguien cerca que nos pueda hacer recomendaciones así que lo mejor será contactar con ellos directamente y mantener una entrevista personal.

Foto:100layercakelet
Mi experiencia en los campamentos de verano siempre ha sido muy positiva, considero que son una buena opción para que los niños vivan momentos inolvidables durante el verano ¿Quién se anima?





No hay comentarios: