ELLOS TAMBIÉN NECESITAN SU ESPACIO PARA TRABAJAR


Es bueno que desde muy pequeños enseñemos a los niños a trabajar en un espacio concreto, pero suele ser a partir de primaria cuando muchos padres comienzan a buscar un lugar tranquilo y confortable para que sus hijos puedan hacer las tareas y estudiar.

Es importante pensar bien donde situar esta zona de trabajo. En muchas ocasiones, sobre todo cuando son más pequeños, suele ser común reservar un espacio para el estudio en el salón, ya que puede ser una manera de tenerlos más cerca para poder echarles una mano o quizás el ordenador esté en este lugar y queramos estar un poco más pendientes…

Pero lo ideal sería escoger un espacio concreto para ellos, por ejemplo en su habitación. Un espacio que les resulte relajante, práctico y bonito ya que a lo largo de toda la etapa escolar van a pasar muchas horas en él.

He recopilado diferentes ideas que quizás os inspiren y os ayuden a la hora de crear este espacio para vuestros vuestros hijos e hijas, vamos a echarles un vistazo.

Como he dicho antes, soy partidaria de ofrecer a los niños espacios de trabajo desde muy pequeños, ya que les ayuda a desarrollar hábitos muy importantes. En edades tempranas, los espacios son muy sencillos, lo más importante es ofrecerles mobiliario adecuado a su edad, diferentes tipos de materiales para explorar y un poco de vuestro toque personal para decorarlo. 



A veces tenemos la sensación de que no disponemos de espacio suficiente para poder crear un espacio adecuado, pero es cuestión de saber aprovechar cada centímetro de la habitación, sino fijaros en estos escritorios, todo es posible!



Cuando la habitación es compartida entre dos o varios hermanos, cada uno debe de disponer de su espacio delimitado, uno no puede invadir la zona de estudio del otro, hay que buscar la manera de organizar el espacio y poder ofrecer a cada uno su sitio.




Muchas familias deciden compartir espacios. Son muchos los padres que hoy en día se llevan bastante trabajo trabajo a casa y puede ser una manera de compatibilizar ese tiempo con el trabajo de sus hijos. 


Y en cuanto a la decoración, hoy en día es más cuestión de gustos y no de presupuesto, porque hay infinidad de ideas y estilos, desde los más sencillos hasta los más modernos, o de diseño, pero hay una clara tendencia a la mezcla, así que atreveros a darle un toque personal, combinarlo con sillas de colores, colocar dibujos, cuadros, etc.



Cada uno puede elegir colocar la zona de estudio en el lugar que prefiera, decorarlo de una manera o de otra, pero no debemos olvidar que los niños deben de sentirse cómodos y poder concentrarse sin distracciones. 

Y como en todo, de nada servirá un espacio adecuado si los niños no ponen ganas, motivación y constancia en conseguir lo que se proponen. 

No hay comentarios: