SACAR LA BICI A LA CALLE


Foto vía: Pinterest
Tengo la sensación de que hoy en día los niños y niñas no disfrutan de la bicicleta tanto como lo hacíamos nosotros, incluso creo que no le sacan tanto partido, nosotros íbamos a todos los lados pedaleando, sin duda ¡el juguete que más hemos amortizado en casa!


Al recordarlo he sentido nostalgia y ya que el otoño se resiste a quedarse, el frío ha sido visto y no visto y el calor ha vuelto de nuevo… antes de que se vaya deberíamos de aprovecharlo ¿Qué os parece sacar la bici y dar una vuelta?

Existen muchas razones para salir en bici con los niños y entre ellas cabe  destacar el ejercicio físico, algo esencial en el desarrollo del cuerpo y de la mente. Aventurarnos en el campo o en los pueblos con nuestras bicicletas, permite que los niños creen vínculos con la naturaleza, con sus orígenes y sobre todo, con quienes les acompañan en esta travesía.

Foto: bromontbiking.com
No es necesario recorrer decenas de kilómetros para poder divertirnos en bici con nuestros hijos, podemos realizar escapadas de unas horas, pedalear con calma hasta alguna zona en la que poder sentarnos y hacer un picnic con el que reponer fuerzas, recoger frutos, sacar fotografías, etc.

Los pequeños ciclistas verán lo importante que es tener nuevas experiencias, aprenderán a disfrutarlas y que el esfuerzo tiene recompensa: sentirse mucho más autónomo e independiente.

Foto: zara
Ir en bicicleta es una actividad muy económica y al alcance de todos los bolsillos. Actualmente, existen tiendas online con bicicletas preparadas especialmente para los más peques en las que incluso podéis encontrar bicicletas para niños o bicis de aprendizaje en varias tallas e incluso algunas que les preparan para estos recorridos.

Foto: bromontbiking.com
Seguro que no nos viene mal recordar algunos consejos que nos pueden servir de gran ayuda para ir en bicicleta con niños:

Antes de salir debemos planificar la ruta que queremos hacer.


Elegir Vías Verdes, zonas con carril bici o caminos en espacios naturales y  así aseguramos de que los niños (y no tan niños) podamos ir a nuestro ritmo.


Debemos de tener cuidado con las señalizaciones en carretera.


Si vamos a empezar la ruta en una zona apartada, llevar un transporte de bicicletas adecuado para que todos vayamos seguros y cómodos en el coche.


Asegurarnos de salir a una hora en que nos dé tiempo a ir y volver de la ruta en bicicleta y que no se haga de noche.


Además es imprescindible que seamos previsores y llevar con nosotros todo lo necesario para la escapada, incluso las bicicletas urbanas suele tener unas cestas en las que podemos transportar lo que queramos llevarnos a nuestra escapada.


¿Qué llevar para ir en bicicleta de paseo con los niños?

Yo no olvidaría el móvil cargado por si surge algún imprevisto y necesitamos comunicarnos, gorras e impermeables, un botiquín (con tiritas, agua oxigenada, vendas, aspirinas, etc.) botellas de agua y algo de comida, ropa de abrigo por si refresca, un pequeño pack de reparaciones (cámaras y bomba de aire, parches, linterna, una herramienta multiusos, etc.), material reflectante para que nos vean bien y muy importante, ¡los cascos!

Foto:Pequeviajes.com
Con estos consejos para ir en bici, solo podréis ganar buenos recuerdos, disfrutar del otoño sobre dos ruedas y en compañía de los que más queremos, sin duda se convierte en algo especial.

No hay comentarios: