¡UN REGALO MUY ESPECIAL!


Van pasando los años y me vuelvo más nostálgica por estas fechas, cada vez me gusta más conservar las tradiciones, cuidar los detalles…y entre otras cosas, nunca olvido escribir a las personas que están lejos.

Este año me apetecía hacer algo diferente y me propuse dar protagonismo a los sobres. Pensar, que todo el correo que recibimos en nuestros buzones es aburridísimo, facturas, publicidad…lo que hace que no sea nada emocionante recibir una carta.


Decidí indagar en Pinterest y descubrí una nueva tendencia que no conocía y que llamó muchísimo mi atención: el snail mail. Resulta que hay personas que hacen obras de arte con sus cartas!!! Y yo como no… tenía que intentarlo.

Foto vía: Pinterest
Lo primero que necesitaba era una tarjeta bonita. Siempre me decanto por la sencillez, pero al mismo tiempo intento que tenga “ese algo” especial. Podemos elaborarla nosotros mismos tal como os mostraba el año pasado en el blog o incluso comprarla.


Lo segundo que vamos a necesitar será el sobre. Yo prefiero sobres sencillos y después decorarlos a mi gusto. Sin querer tiendo a tonos naturales como los marrones, grises o blancos…


También podemos utilizar diferentes elementos decorativos como washi tape, stickers, papeles, rotuladores… que nos ayuden a que el sobre sea único y diferente.


Una vez que ya tenemos los elementos básicos preparados, llega el momento de dar rienda suelta a nuestra imaginación y realizar los dibujos. He sido precavida y he preferido realizar elementos navideños muy sencillos (una apuesta segura).


He comenzado a dibujar utilizando el lapicero, sin marcar demasiado fuerte ya que siempre surge algo que borrar y las marcas se notan. Después lo he repasado con el rotulador negro de punta fina y por último lo he coloreado con  rotuladores de diferentes colores.


El tamaño de los dibujos no importa, pero debemos reservar un espacio para colocar el nombre y la dirección de la persona a la que va dirigida la carta. Además debemos añadir los sellos correspondientes.

Si os gusta cuidar hasta el último detalle como a mí, colocar un papel bonito en el interior del sobre le dará un toque más sofisticado y elegante. Solamente tenéis que elegir el papel que más os guste, recortarlo y pegarlo en su interior. 


Recibir una carta elaborada a mano con tanto detalle, es un regalo especial que a todos nos gustaría recibir. Una actividad sencilla que pueden realizar los pequeños de la casa y que seguro será todo un éxito.


2 comentarios:

  1. Me encanta tu idea. Desde luego tengo pensada llevarla a cabo el año que viene. Me la apunto. Espero que hayas pasado unas fantásticas Navidades 😘

    ResponderEliminar
  2. Cristina!! La verdad que con muy poco le puedes dar un toque diferente que seguro es todo un éxito. Cuando recibes una carta bonita de esas que enamoran tan solo al verlas por fuera sabes que es de alguien especial. Las navidades geniales!! todo se pasa demasiado rápido. Espero que tu también lo hayas pasado fenomenal. Un beso!!

    ResponderEliminar