UNA CIUDAD QUE ENAMORA...

Foto vía:Pinterest
Han sido varias las ocasiones en las que he visitado a nuestros vecinos los Portugueses. Un destino cercano y que no deja indiferente a nadie. La próxima semana una buena amiga se va de escapada a Oporto, ciudad que me cautivó desde el minuto uno, llena de contrastes y lugares especiales.

Me ha pedido que le cuente alguna cosilla y yo encantada!!! hace tiempo que no escribo sobre alguna ciudad de esas que considero imprescindible para visitar, así que allá voy.


SUS CALLES


Callejear sin rumbo en una ciudad que no conozco nada más llegar no me gusta. No sé si conoceréis los free tours, pero últimamente cada vez que viajo a una ciudad nueva elijo esta opción. Me ayuda a situarme a pie y a conocer un poco más sobre la historia de la ciudad. Os lo recomiendo cien por cien.


Si algo me gustó de Oporto fue pasear por sus calles, subir y bajar escaleras, los azulejos pintados a mano, su arquitectura antigua, sus vistas, sus puentes, los colores tan bonitos de sus casas y las tiendas antiguas llenas de encanto…

Pero si tendría que elegir una calle, sin lugar a dudas sería “la Rua das Flores”. Una calle muy especial por la cual pasaba cada día, llena de escaparates con encanto y buena música callejera a cualquier hora.

Foto: Flickr
También destacaría la Avenida de los Aliados donde las casas modernistas son alucinantes, podría pasarme horas mirándolas, incluso en esta calle es curioso visitar el Macdonals por su decoración.

No puede faltar un paseo por la calle más comercial de Oporto Santa Catarina, visitar la Plaza de la Libertad o dejarte caer por alguna galería de arte en la Rua Miguel Bombarda.  



SITIOS QUE NO OS PODÉIS PERDER


- La librería Lello, en la que se inspiró J.K. Rowling para escribir Harry Potter, una librería preciosísima, aunque me sorprendió lo pequeña que era por dentro. Eso sí, se forman unas colas tremendas para entrar, así que intentar ir pronto.


- El Mercado del Bolha muy antiguo pero con encanto, lleno de pequeñas tiendas y flores.

- Imprescindible cruzar andando el Puente de Luis I y llegar a la otra orilla para poder ver las vistas de Oporto desde otra perspectiva.


- Ver el interior barroco de la Iglesia de Santa Clara merece mucho la pena. 

- La colección de murales en el interior de la Estación de San Bento, me dejó sin palabras, además en el tour nos explicaron el significado de cada uno de ellos y me pareció muy interesante.

- Visitar la torre de los Clérigos, aunque he de confesar que yo no subí y me perdí una de las mejores vistas de Oporto.

- Dar un paseo por la Ribeira del Duero, una de las zonas de más ambiente.

- La fachada de la Capilla das Almas, con todos esos  azulejos azules y blancos me pareció preciosa, una foto aquí no puede faltar.



COMIDA


Puedo deciros que no soy muy fan del bacalado, pero fue probar las croquetas y querer comerlas a todas horas. Qué os voy a contar del bacalao a brás, el plato típico que más me gustó, una delicia.

El pulpo es una de mis debilidades, me recomendaron probarlo en “Adega San Nicolav” y fué todo un acierto.

Las mejores francesinhas de Oporto las tenéis en el Café Santiago. Y si, tienen una pinta buenísima, pero para mi estómago eso fue una bomba de relojería…

Y no os podéis ir de Oporto sin tomaros algo en el Café Majestic, lugar en el que se reunían los diferentes artistas en los años 20, un lugar muy elegante.

Foto vía:Pinterest


COMERCIOS CON SOLERA


Otro de los puntos fuertes de Oporto son las fachadas con aire decadente de sus tiendas y como cuidan el packaging en todos sus productos típicos, me los hubiera traído todos a casa.


Una tienda que me enamoró fue A Vida Portuguesa, situada un edificio justo a lado de la librería Lello. Me dio la sensación de estar en un corte inglés de los años 20 con productos típicos portugueses.

Foto vía:Pinterest
Otras de las tiendas que no podéis perderos son: Casa Oriental, casa hortícola, Pérola Do Bolhao, Papelería modelo… y tantas otras!!!


Podría contaros tantas cosas sobre esta ciudad y mostraros tantas fotos... pero no es cuestión de aburrir a nadie, así que os animo a visitarla y a descubrirla porque es maravillosa. Una de esas ciudades a las que volveré.


No hay comentarios: